La edad de la inocencia

Uno de los tesoros más preciados de nuestra vida son los recuerdos de la infancia. ¿Cuántas veces hemos buscado en el «baúl de los recuerdos» fotografías de cuando éramos pequeños?
Gracias a la fotografía, muchos padres pueden dejar inmortalizado momentos maravillosos de esa etapa tan bonita de la vida y dejar grabada para siempre una huella imborrable en nuestro corazón al contemplar la instantánea.

¿Te ha gustado mi trabajo y quieres contratar una sesión fotográfica conmigo? Pues no dudes en contactarme. ¡No te arrepentirás!


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el corazón.

    error: Este contenido está protegido !!